Critica recital Rammstein Argentina 2016

Son grandes, más que grandes. Más que vos, que yo, más que cualquier mortal. Son poderosos y nos lo hicieron sentir desde que cayó el telón a las 9.30 PM exactas y el escenario se prendió fuego por completo…

Rammstein…

Un monstruo gigante eyaculó sobre Villa Soldati

 

Fue una explosión cerebral inigualable, una violación a todos nuestros sentidos.

Desde el minuto cero estuvieron encima nuestro, resoplando como un monstruo enorme, torpe pero juguetón, que sabía exactamente lo que hacía. Porque cada movimiento estuvo perfectamente calculado para conseguir el efecto deseado.

Till Lindemann, garganta de la colosal bestia, usó su voz dura, de palabras secas, para incitarnos a saltar, cantar, bailar y agitarnos frenéticamente.

Las guitarras, de Richard Z. Kruspe y Paul Landers fueron los dos brazos de piedra de aquella abominación. Nos agarraron por sorpresa y nos sujetaron con fuerza animal. Pero en lugar de lastimarnos nos acunaron de un lado al otro del predio. Estábamos a su merced.

Oliver Riedel, Christoph Schneider y Flake Lorenz (bajo, batería y teclado), fueron las piernas y la cola de la gigantesca aberración que se había liberado en la Ciudad del Rock. Se encargaron de ponerle la base rítmica a la desenfrenada pasión que Rammstein estaba derramando sobre nosotros.

Estuvieron todas las canciones que debían estar: Engel, Links 2-3-4, Ich will, Du hast, Reise, Reise y Amerika.

Y también esas que no son tan conocidas, pero que en vivo funcionan como clásicos instantáneos: Ramm 4, Reise, Reise, Keine Lust, Sonne y Feuer frei!




Y también hubo fuego.
¡Mucho fuego!

Cada llamarada que lanzaron fue como un bramido de placer de esa bestia enorme.

Explosión tras explosión, nos llegaba ese olor a nafta quemada, cual fétido aliento de la abominación. Lo curioso es que no era desagradable. Al contrario, parecía un encantador e irresistible llamado de apareamiento.

Fue una paliza a nuestros sentidos que supo mantenernos hipnotizados hasta el final. Con sus tretas de circo, con su sonido impecablemente afilado, capaz de sacarle las escamas a una sirena sin lastimarla, nos poseyeron durante hora y media.

Se mostraron salvajes. Danzaron en nosotros. Se tocaron sobre nosotros sin pudor.

Nos hicieron entrar en un éxtasis sagrado y primitivo, tomaron control de nuestras mentes y cuerpos y, en el momento más álgido de show, eyacularon sobre nosotros todo su fluido musical.

Sensaciones pegajosas e inolvidables.

El semen de aquel monstruo gigante llamado Rammstein nos bañó, nos atragantó, se nos metió por lo oídos, inseminó nuestras mentes y nuestros corazones.

Nos inseminaron con su poderosa semilla de esplendor y magnificencia.

Y todos, absolutamente todo, lo aceptamos contentos, felices, conscientes de que estábamos frente a una experiencia única en su clase.

Ya no hay vuelta atrás.

Todos somos Rammstein.

El Crítico Blureado.




argentrends-rammstein2

Setlist completo del recital de Rammstein Argentina 2016 – Maximus Festival

Ramm 4

Reise, Reise

Hallelujah

Zerstören

Keine Lust

Feuer frei!

Seemann

Ich tu dir weh

Du riechst so gut

Mein Herz brennt

Links 2-3-4

Ich will

Du hast

Stripped

(Depeche Mode cover)

Encore:

Sonne

Amerika

Engel

Encore 2:

Te quiero puta!

Contanos tu opinión si fuiste al recital de Rammstein en Argentina 2016. O no, como te pinte a vos.

Ponele estrellas!

2 comentarios sobre “Critica recital Rammstein Argentina 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *